El eje del primer año es la Improvisación. Es mediante esta herramienta que los alumnos comienzan a incorporar los distintos elementos que hacen a la situación escénica.

Siempre se parte del entrenamiento corporal para luego introducir la palabra. El entrenamiento corporal de primer año está basado en el juego, el vínculo con el otro y el reconocimiento del propio cuerpo-voz como material del actor.

La palabra aparece en los distintos tipos de improvisaciones que se llevan a cabo, en ellas el alumno comienza a descubrir cómo generar teatralidad. Así, aparecen los conceptos de acción, objetivos, conflicto, roles, vínculo, espacio y elementos escénicos.

Profe: Cecilia Ruiz

Asisente: Vanina Garaventa

Pre Inscripción